domingo, 17 de octubre de 2010

Otro

Otro sábado más, más rutina, más semanas, más clases, más exámenes, más todo. No sabéis cómo odio el otoño/invierno (exceptuando las navidades y período vacacionales obviamente).
Esta semana ha sido horrible, y eso que con el puente sólo han sido 3 días de clase, pero no he visto el momento de que fuera viernes a última hora. En cambio hoy ya es domingo por la tarde, buff. Y tener examen de matemáticas con la peor profesora del mundo el martes como comprenderéis, no mejora mucho las cosas.
Me pasé el final del puente en casa estudiando, y miércoles, jueves y viernes más de lo mismo. Ayer salí, nada del otro mundo. Fui de chupitos con Sonia y me tomé dos tequilas para ver si me animaba un poco, y luego nos piramos al botellón dejando a dos amigas bebiendo más por allí. En el botellón no hicimos nada más que estar sentados en el suelo, pasando frío, o buscando a Sonia porque un chico la reclamaba y sus amigos no paraban de preguntarnos si ella quería con él. Bueno, Manuela ligó con otro. Un chiquillo de 15 años según ella, rubito, que tiene la cara muy mona jajajajaja y amigo de su ex-lio Sergio. Se creó bastante expectación y hasta sacamos fotos y Alex, como no, grabó un vídeo. Luego también estuvimos con Magda y su amiga, que iban contentillas otra vez, al contrario de lo que me habían dicho que harían el viernes en clase de idioma optativo. Vero, otra de nuestras amigas, me confesó que se había liado con otro de los amigos de Sergio, pero que estaba arrepentida porque es un año menor que nosotras. ¿Hola?¿En qué tipo de sociedad vivimos? Ellos siempre pueden liarse con chicas más pequeñas, pero si nosotras nos liamos con uno un año menor ya es un pecado y somos unas putas asaltacunas... en fin. Después de pasarnos otro rato manuela y yo sentadas en el suelo hablando y después de haber rechazado a uno de los amigos de los chicos que perseguían a Sonia nos fuimos a la discoteca. Tenía la esperanza de ver a Alfonso, aunque cabía la posibilidad de que no me volviera a liar con él, e incluso me alegraba la posibilidad de que Fernando volviera a saludarme tan extrañamente como hace siempre, porque me parece sumamente gracioso, pero nada. De Alfonso ni rastro y Fernando me saludó lo más sosamente que pudo. Hicimos lo de siempre: ir al baño y pedir la copa y al irnos a los sofás encontré a Marta hablando con uno de los militares de la marina que siempre andan por allí. Uno muy guapo por cierto, que estaba contándole su vida en la academia.
-¿Os dan el domingo libre?
-¡Y el sábado! ¿Acaso no me ves? ¿O te crees que sigo corriendo y haciendo flexiones por aquí?
-Vale vale, pero pórtate bien, que si no te meten en el calabozo. y si te portas mal te pego una ostia porque tú a mi no puedes devolvérmela o si no también hay calabozo, porque ¿tenéis calabozo no?
-¿Tú en que siglo crees que estamos? Hay una sala, pero solo nos meten allí para que no salgamos. Es el castigo, lo peor es que cuenta en el expediente..
Y así seguía la conversación.
Marta le presentó a varias de mis amigas, creo que él quería liarse con alguien. Por supuesto a mi no me lo presentó. Ya se había enfadado porque Alfonso se habia liado conmigo y no con ella y no pensaba permitir que su amiguito se liase conmigo también. Tonterías.
Bailamos y lo más interesante fue ver a Sonia interrogando a uno de los compañeros de Alfonso, al que le llaman Kito, de Paquito, Paco, Francisco etc.
-Oye Kito (a todo esto se lo preguntó con toda la confianza del mundo porque seguro que solo sus muy amigos lo llaman así), ¿ha venido tu amigo Alfonso? Es que es para mi amiga, sisi esta de aquí detrás, la morena de pelo largo, esa esa.
(Acercándose mucho a Sonia, yo casi pensé que se estaban liando :O)- Ehm, no, no ha venido, ¡pero aquí estamos el resto a vuestra disposición para lo que queráis eh chicas! De todas formas ya le comentaré que preguntan por él.
Cuando me lo contó casi me muero de la risa. Total que perdidas todas las esperanzas me dediqué a bailar a lo loco con todos mis amigos y a observar como varios militares le perreaban a una chica muy bajita que para colmo no se enteraba de nada, pobre.
Nos fuimos pronto, a eso de las dos. Otra consecuencia más de estar con exámenes ya. Acompañé a Sonia hasta su casa, porque desde que la persiguieron al volver de la discoteca unos chicos de aspecto chungo está medio traumatizada, y luego me fui a casa.
Total, que ha sido otra mierda de fin de semana. Y lo que me espera esta semana va a ser mucho peor...

 Manuela ya os ha hablado de los chicos de su vida. Aún recuerdo cuando hace relativamente poco, cuando aun no se habïa liado con nadie, ninguna persona que la no conociera bastante no se lo creía, era bastante gracioso jaja la verdad es que yo siempre he intentado juntarla con mil y un chicos y le he dicho que hace buena pareja con todos, pero de los que ha estado Sergio y Alberto son mis preferidos. Y aún así Sergio se comportó como un idiota cuando acabó con ella, asique Alberto tiene todos los puntos para ser su hombre (es la manera que tengo de decir su chico ideal). Además tienen un rollito muy sospechoso vía Twitter... a ver cuando vuelve de donde estudia a pasar unos días y bueno, espero que queden. Aunque seguro que Manuela no cede a la primera. Es casi todo lo contrario a mi. Soy muy enamoradiza, demasiado. Ha habido por lo menos mil chicos que me han gustado que yo recuerde, pero bueno creo que sólo he estado enamorada una vez. Y no correspondidamente por desgracia. Y sí, ha sido de Jacobo. Algún día supongo que os contaré toda la historia. Ha habido otros chicos más o menos importantes: Juan, con quien estuve de rollo gracias a Jacobo, rubio, ojos claros, hacía más o menos parkour y me pidió por messenger; Pedro, es del pueblo donde suelo pasar las vacaciones y llevo varios años detrás de él pero el parece que pasa; y Mario, que me gustó a principios del instituto, nos puteaban y yo creía que acabaríamos casados y por último Diego, al que conocí en la excursión del instituto del año pasado y conectamos muy bien, al principio no pensé que fuera a sentir nunca nada por él, pero luego creo que despues de picarnos y tontear via Tuenti llegué a sentir algo.Por suepuesto con él la cagué el ultimo fin de semana de verano, cuando estuvimos a punto de liarnos. Ambos estábamos bastante morados y él se lo contó a sus amigos, aunque no tal y como realmente pasó, igual que hizo Jacobo. Y yo me enfadé. Era uno de mis mejores amigos y ahora ya ni hablamos. Ha habido muchos más chicos pero han sido gustos pasajeros o líos de una noche, varios militares (el último Alfonso) porque los chicos de traje me pirran el doble, y algún desconocido... Sí, es todo lo que Manuela nunca haría.

- Irene<3 -

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta en blog y te sigo :) si quieres pasate por el mio
    Un beso

    http://www.taravanc.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Dios manuela me pasa lo mismo que a ti con los tios antes pasaba de salir con alguno, pero es que soy incapaz de encontrar a uno. Un beso chicas un blog muy bueno (Irene me gusta tu forma de ser ajaja)

    ResponderEliminar
  4. jajjajajaaa creo que eso le pasa a toda la gente jajajajaj:). Yo tbien estoy harta de la misma rutina de siempre (estudiar, estudiar i as estudiar)

    ResponderEliminar
  5. nuevo capítulo: http://entrelassombras-bea.blogspot.com/2010/10/capitulo-18.html
    espero que te guste :)
    empezaré a leer tu historia cuando pueda ;)
    besos

    ResponderEliminar